Cuidado oral en el embarazo y los primeros dientes, la base de una sonrisa saludable

 ¿Sabías que el cuidado de los dientes del bebé comienza incluso antes del nacimiento? ¡Comienza con el cuidado de su propia salud bucal! Tienes mucho que ganar cuidando tu sonrisa, tanto por el bien de tu hijo como por el tuyo.

 

Cuidado dental en el embarazo

Higiene oral para futuros padres

Las mujeres embarazadas tienen mucho que ganar cuidando su sonrisa, tanto por su propio bien como por el de sus hijos. Según un estudio científico, los niños tienen menos probabilidades de desarrollar caries a una edad temprana si sus madres tienen buenos hábitos de cuidado bucodental. Por lo tanto, se recomienda a las futuras madres que presten especial atención a sus dientes mediante chequeos dentales, obteniendo el tratamiento que necesitan y manteniendo la mejor higiene bucal posible. Igualmente importante una vez que nazca el bebé, por supuesto.

La rutina diaria de limpieza para adultos debe incluir el cepillado dental dos veces al día y la limpieza interdental diaria. Con respecto a esto último, hay muchas herramientas diferentes disponibles, por ejemplo, hilo dental, palillos de dientes o cepillos interdentales. Para lograr el efecto óptimo, la recomendación siempre debe basarse en las preferencias y necesidades del usuario. Sin embargo, los estudios han demostrado que el cepillo interdental es la herramienta predilecta por los usuarios y más eficiente para la eliminación de la placa entre los dientes.

Y cuando tenga el primer diente…

Consejos:

  • Cuando tenga su primer diente, es hora de comenzar a cepillarse.
  • Cepille su bebé dos veces al día para crear una buena rutina que siga a su hijo a lo largo de la vida.
  • Evite tentempiés frecuentes: cada vez que su hijo come o bebe algo, las bacterias comienzan a producir ácidos que dañan los dientes. 

Cuidado dental bebe beber agua

  • Evite bebidas dulces en los biberones, lo mejor para apagar la sed del bebé entre comidas y por la noche es el agua.
  • La mejor postura: Si tu hijo quiere hacerlo solo, perfecto! Pero para facilitar el cepillado del bebé, recomendamos que los padres acuesten a su hijo con la cabeza cercana al adulto, por ejemplo, en el cambiador. Permite el control de su cabeza, mientras que puede moverse libremente. Es una buena oportunidad para compartir un momento de cercanía y contacto visual con él.
  • Para minimizar el riesgo de transmitir la bacteria de la caries los padres deben evitar compartir cucharas o tazas, o "limpiar" el chupete del bebé en sus propias bocas.

Sienta las bases para la salud bucal de tu hijo a través de una buena higiene bucal y hábitos alimenticios saludables, se trata de darle la mejor oportunidad para una vida libre de enfermedades orales previsibles.

Odontopediatra TePe Anna Nilveus Olofsson

 

 

Anna Nilvéus Olofsson

DDS, Especialista en Odontología Pediátrica

Gerente de Odontología y Asuntos Científicos de TePe